Entre Luces y Sombras

Como se relata en el Mito Artúrico y al igual que en la epopeya vivida por sus personajes, el pasaje de Leo a Escorpio en el mandala zodiacal remite a un viaje de unificación psíquica. Arturo vuelve a sus tierras luego de muchos años de exilio para rearmar su potente dominio y se encuentra con un paraje desolado y fragmentado. Camelot es el reino de la consciencia y se encuentra dividido.

uroboros 4
Análogamente a este antiguo relato, nuestro arquetipo Gobernante debe generar las síntesis integrativas necesarias para unificar nuestra tierra psíquica y fertilizar nuestro YO. La meta y el objetivo de este pasaje interno es poder realizar las síntesis evolutivas que nuestro ego requiere; cruzando los umbrales precisos y atendiendo las llamadas solares

Pero el viaje no se completa hasta tanto Arturo no se complemente e integre a su aspecto Morgana; su aspecto ánima; oculto y brujeril que reina en el paisaje de sus anhelos inconscientes. Morgana Le Fay es el aspecto ánima de Arturo; su viva voz oculta en los jardines de su sombra y es a la vez el costado hechizero de Ginebra.

El pasaje de Leo a Escorpio en el mapa Natal en reposo puede ser relatado por este periplo mítico del Rey Arturo y Morgana Le Fay, en dónde su encuentro e integración final nos darán luego la llave para expandir nuestra consciencia y finalmente entregarnos a las aguas de la creación universal.